Pasar al contenido principal
 

Un método riguroso al servicio del medioambiente.

Saint-Gobain Building Glass: primer fabricante de vidrio en someter a sus productos a una evaluación medioambiental

Evaluación de las prestaciones y actuaciones para la protección del planeta.

Unos excelentes resultados.

Siendo el primer fabricante de vidrio en el mundo que ha hecho un Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de sus productos, Building Glass lidera la innovación cuando se trata de preservar el medio ambiente.

Siendo el primer fabricante de vidrio en el mundo que ha hecho un Análisis de Ciclo de Vida (ACV) de sus productos, Saint-Gobain Building Glass lidera la innovación cuando se trata de preservar el medio ambiente. El ACV es el método más completo y más riguroso para evaluar el impacto medioambiental de un producto o servicio de forma totalmente transparente.

El análisis del ciclo de vida es una herramienta rigurosa y transparente para evaluar la huella medioambiental de los productos. Por ello Saint-Gobain Building Glass ha adoptado este enfoque en toda su organización, trabajando sus procesos productivos desde las etapas iniciales, minimizando los impactos ambientales y para eco-innovar en las nuevas generaciones de sus acristalamientos.

Evaluación de las prestaciones y actuaciones para la protección del planeta.

La sensibilización sobre las cuestiones medioambientales es hoy mayor que nunca y requiere la participación conjunta de todos los implicados, las empresas y los ciudadanos. Saint-Gobain  Building Glass durante muchos años ha promovido un enfoque medioambiental global de su actividad participando en las iniciativas adoptadas por el grupo Saint-Gobain en su ambición de ser “la referencia del hábitat sostenible”. 

En su afán de contribuir a la sostenibilidad, Saint-Gobain Building Glass inició en 2009 en la evaluación de sus productos mediante ACV. Este método es fundamental en la mejora continua de sus procesos:

1. Evaluación de la huella medioambiental de los productos de vidrio.

2. Reducción de esta huella mejorando procesos y productos.

3. Incorporación de la eco-innovación y eco-diseño en sus nuevos productos, más respetuosos con el planeta.

Un método riguroso al servicio del medioambiente.

Basado en normativas internacionales (ISO 14 025, 14 040 & 14 044), el ACV (Análisis de Ciclo de Vida) evalúa la huella medioambiental de cada producto en cada etapa de su vida: desde la extracción de materias primas hasta el final de su vida útil, pasando por las diversas etapas de su fabricación, transporte y uso.

Este método analiza todos los impactos medioambientales generados por el producto: las emisiones de CO2, el consumo de energía y agua, y la contaminación del agua y el aire... Estos análisis son fundamentales para evaluar la importancia de las acciones emprendidas para reducir el impacto ambiental en el diseño y fabricación de nuestros vidrios.

Posteriormente, una organización independiente verifica y valida los resultados obtenidos en los ACV que son presentados bajo el formato de Declaración Ambiental de Producto (DAP) disponibles a través de nuestra página Web ( http://epd.saint-gobain-glass.com/ ).

Unos excelentes resultados.

La energía consumida en la fabricación de vidrio (materias primas, fusión, transporte,…) puede recuperarse a lo largo de su vida útil gracias a su excelente comportamiento térmico, una vez ensamblado en un doble acristalamiento de Aislamiento Térmico Reforzado (ATR) con vidrio bajo emisivo SGG CLIMALIT PLUS. Los consumos de energía necesarios para alcanzar el confort se reducen significativamente en comparación con un vidrio monolítico ya que mejoran el asilamiento térmico del cerramiento acristalado.

De esta manera, en 3 meses de uso de SGG CLIMALIT PLUS se recupera el aumento energía empleada en su fabricación frente a un vidrio monolítico. Es decir, la energía que se ahorra durante la fase de utilización de ese doble acristalamiento ATR es mucho mayor que la ahorrada con acristalamiento sencillo. A partir de este periodo se obtienen ahorros netos de energía. Considerando 30 años de vida útil del vidrio, la energía que se ahorra es 135 veces mayor que la energía necesaria para su fabricación.

Los dobles acristalamientos de Aislamiento Térmico Reforzado SGG CLIMALIT PLUS de Saint-Gobain Building Glass proporcionan soluciones en términos de ahorro de energía y en las en emisiones de CO2 asociadas. (Visite www.glass-compass.com